En esta sección Usted encontrará información básica relacionada al Derecho a la Protección de Datos Personales, el Procedimiento a seguir para ejercerlo y demás información de relevancia.

Historia del Derecho a la Protección de Datos Personales

Por Datos Personales nos referimos a toda aquella información relativa a una persona que la identifica o la hace identificable. Es decir, le dan identidad, la describen, precisan su origen, edad, lugar de residencia, trayectoria académica, laboral, o profesional. Pero también, describen aspectos más sensibles o delicados, como su forma de pensar, estado de salud, sus características físicas, ideología o vida sexual, entre otros aspectos.

Los datos personales son necesarios para que una persona pueda interactuar con otras o con una o más organizaciones sin que sea confundida con el resto de la colectividad y para que pueda cumplir con lo que disponen las leyes.

No obstante, el uso extensivo de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones ha permitido que en muchas ocasiones, los datos personales sean tratados para fines distintos para los que originalmente fueron recabados, así como transmitidos sin el conocimiento del titular, rebasando la esfera de privacidad de las personas y lesionando en ocasiones, otros derechos y libertades.

Por ello, con el fin de equilibrar las fuerzas entre las personas y aquellas organizaciones –públicas o privadas- que recaban o colectan datos de carácter personal, surge en Europa el concepto de la protección de datos personales.

Bajo el concepto de protección de datos personales, el titular (o dueño) de dichos datos es la propia persona, lo que implica la libertad de elegir qué se desea comunicar, cuándo y a quién, manteniendo el control personal sobre la propia información.

En 1981 en el seno del Consejo de Europa, surge el primer marco legal con principios y normas concretas para prevenir la recolección y el tratamiento ilegal de datos personales. Se trata del Convenio 108, primer instrumento vinculante de carácter internacional en materia de protección de datos.

Los países suscriptores se comprometen a realizar las reformas necesarias en su legislación interna para implementar los principios contenidos en el Convenio:

  •   Los datos personales deben recolectarse y tratarse con fines legítimos;
  •   No deben conservarse más tiempo de lo estrictamente necesario de acuerdo con el fin para el cual fueron recolectados;
  •   Que sean verdaderos,y que no sean excesivos;
  •   Deberá garantizarse la confidencialidad de los llamados datos sensibles;
  •   Reconoce el derecho de las personas para tener acceso y en su caso, solicitar la corrección de su información.

En México, el reconocimiento al derecho de protección de datos personales tuvo un proceso paulatino. Desde el año 2000 se promovieron diversos proyectos legislativos.

En 2007, el Congreso de la Unión aprueba una reforma al artículo 6º constitucional en el que establece la protección a los datos personales y la información relativa a la vida privada, así como el derecho de acceder y corregir sus datos que obren en archivos públicos.

Requisitos

Sin perjuicio de lo que dispongan otras leyes, sólo el interesado o su representante legal, previa acreditación de su identidad, podrán solicitar al Ente Público, a través de la Unidad de Acceso competente, que le permita el acceso, rectificación, cancelación o haga efectivo su derecho de oposición, respecto de los datos personales que le conciernan y que obren en un sistema en poder del sujeto obligado, mediante el cumplimiento de los siguientes requisitos:

  •   Solicitud por escrito en la que se exprese el nombre, domicilio u otro medio para recibir notificaciones y los datos personales cuyo acceso, cancelación u oposición se requieren o la descripción clara de las correcciones a realizarse, acompañando los documentos que motiven su solicitud, en su caso;
  •   Identificación oficial del solicitante;
  •   Firma o huella digital; y
  •   Opcionalmente, la modalidad en la que prefiere se otorgue el acceso a sus datos personales, la cual podrá ser consulta directa, copias simples o certificadas. En ningún caso los datos personales solicitados o las correcciones realizadas podrán enviarse por medios electrónicos o entregarse en dispositivos magnéticos u ópticos.