Ayuntamiento De Calkiní Es Intermediario Para Resolver Conflicto

El Ayuntamiento ha actuado de forma imparcial como intermediado entre el conflicto  entre los ejidatarios de Calkiní  y el Grupo Energético del Sureste en el tema del pago la renta por más de 400 mil pesos, buscando una solución y regresar la paz social en el municipio, aseguró el secretario del Ayuntamiento, Manuel Árvez Pérez,  al aclarar que el pago de predial es una obligación constitucional, pero que no acredita a la empresa  como propietario de la tierra.

En entrevista, el servidor público aclaró  que el pago de predial que la empresa realiza a la comuna es una obligación constitucional indicado por el artículo 105 constitucional y el 29 de la ley de Catastro,   que menciona que el Ayuntamiento tiene entre sus funciones el cobro del impuesto predial, sin embargo, en razón de la naturaleza jurídica de dichas dependencias catastrales, éstas no tienen como fin acreditar la propiedad o posesión a favor de la empresa.

Por tanto, las constancias catastrales o cualquier documento emitido por una Dependencia Catastral municipal, como lo es el recibo de pago del impuesto predial, no son documentos que puedan utilizarse para acreditar derechos de propiedad o posesión, por lo que el ejido sigue siendo el único propietario.  En esta misma ley, indica que el ejido no está exento al pago de predial.

Indicó que en repetidas ocasiones, el Ayuntamiento ha analizado junto con los ejidatarios y representantes legales de la gasolinera para llegar a una solución, llegando acuerdos por ambas partes. Sin embargo la empresa GES los ha incumplido, dejando un ambiente de inconformidad  por parte del ejido.

Las reuniones que se han sostenido son el dos de abril, 17 de abril y 17 de junio, sin llegar a un buen resultado hasta el momento.

De igual forma, Arvez Pérez negó que haya otorgado permiso para que la empresa del Grupo Energético del Sureste (GES) desblocara la gasolinera, que ejidatarios calkinienses mantuvieran cerrada desde la semana pasada.

La autoridad municipal ha sido muy respetuosa del proceso legal que se sigue por la demanda de los campesinos calkinienses para que empresa les pague el uso de suelo.

“En ningún momento ha dado su aprobación para que la empresa recupere las instalaciones de la gasolinera, sin que se llegue a la conclusión del caso”, fijó.

 Este caso se encuentra en manos de los tribunales, y aseguró que el Ayuntamiento mantiene su postura de esperar el resolutivo legal que determinará la situación de esta gasolinera.

Llamó al dialogo a ambas partes y dijo que el Ayuntamiento está en la mejor disposición de seguir siendo un mediador para que este conflicto no tome otros tintes, que no convienen a la pacífica comunidad de Calkiní.

24a_000000

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.